Elementos para el control de calidad de nuestros productos

95 563 14 49
Elementos para el control de calidad de nuestros productos

Entre las herramientas que empleamos en las empresas que nos dedicamos al tratamiento del hierro galvanizado en Sevilla hoy queríamos centrar nuestra atención en el durómetro, un dispositivo que nos permite determinar con rapidez la dureza de los materiales que salen de nuestras plantas de producción.

El durómetro es un elemento esencial en el control de calidad para comprobar que las diferentes partidas de, por ejemplo, hierro galvanizado en Sevilla cumplen con los requisitos suficientes para atender el uso al que van a ser sometidas las diferentes piezas. La dureza de un material es un factor que está directamente relacionado con su resistencia a las ralladuras y a la corrosión.

Existen diferentes escalas para determinar la dureza de un material y para cada una de ellas se emplea un aparato diferente. Así, los durómetros Brinnel determinan la resistencia a la tracción mientras que los durómetros Rockwell comprueban la dureza intrínseca del metal a partir de una pequeña muestra por lo que su procedimiento se considera un ensayo no destructivo, por lo  es el más utilizado en la industria metalúrgica.

Su funcionamiento es muy sencillo. Se coloca sobre el durómetro una muestra del metal a analizar y se le aplica una fuerza de 10 Kg a través de unas pequeñas esferas de acero templado con el fin de eliminar la deformación elástica del metal. A continuación se aplica una fuerza variable pero controlada que provoca una pequeña deformación sobre la superficie del metal. El aparato, analizando esa huella, cuantifica su dureza de modo que nos permite comprobar que las piezas analizadas cumplen con los estándares de calidad y seguridad previamente fijados.

En Industria Sevillana del Zinc, S.C. seguimos estrictos protocolos para controlar la calidad de nuestros productos.

haz clic para copiar mailmail copiado